PRIMERA CARTA DEL APOSTOL SAN PABLO
A LOS CORINTIOS

Porque por gracia sois salvos


Búsqueda personalizada
Botón regreso a página principal

Página Principal
Botón regreso a 1 Corintios
Regresar al listado de: Primera Epístola del Apóstol San Pablo a los Corintios

Locations of visitors to this page
Texto Bíblico
Referencias

Atavío de las mujeres

1 Corintios 11.1-16

1  Sed imitadores de mí, (1Co. 4.16; Fil. 3.17)  así como yo de Cristo.

2  Os alabo,  hermanos,  porque en todo os acordáis de mí,  y retenéis las instrucciones tal como os las entregué.

3  Pero quiero que sepáis que Cristo es la cabeza de todo varón,  y el varón es la cabeza de la mujer,  y Dios la cabeza de Cristo.

4  Todo varón que ora o profetiza con la cabeza cubierta,  afrenta su cabeza.

5  Pero toda mujer que ora o profetiza con la cabeza descubierta,  afrenta su cabeza;  porque lo mismo es que si se hubiese rapado.

6  Porque si la mujer no se cubre,  que se corte también el cabello;  y si le es vergonzoso a la mujer cortarse el cabello o raparse,  que se cubra.

7  Porque el varón no debe cubrirse la cabeza,  pues él es imagen y gloria de Dios; (Gn. 1.26) pero la mujer es gloria del varón.

8  Porque el varón no procede de la mujer,  sino la mujer del varón,

9  y tampoco el varón fue creado por causa de la mujer,  sino la mujer por causa del varón. (Gn. 2.18-23)

10  Por lo cual la mujer debe tener señal de autoridad sobre su cabeza,  por causa de los ángeles.

11  Pero en el Señor,  ni el varón es sin la mujer,  ni la mujer sin el varón;

12  porque así como la mujer procede del varón,  también el varón nace de la mujer;  pero todo procede de Dios.

13  Juzgad vosotros mismos: ¿Es propio que la mujer ore a Dios sin cubrirse la cabeza?

14  La naturaleza misma  ¿no os enseña que al varón le es deshonroso dejarse crecer el cabello?

15  Por el contrario,  a la mujer dejarse crecer el cabello le es honroso;  porque en lugar de velo le es dado el cabello.

16  Con todo eso,  si alguno quiere ser contencioso,  nosotros no tenemos tal costumbre,  ni las iglesias de Dios.

1 Corintios 11.1 1 1Co. 4.16; Fil. 3.17

1Co. 4.16 Por tanto,  os ruego que me imitéis

Fil. 3.17 Hermanos,  sed imitadores de mí,  y mirad a los que así se conducen según el ejemplo que tenéis en nosotros

1 Corintios 11.7 Gn. 1.26 Entonces dijo Dios:  Hagamos al hombre a nuestra imagen,  conforme a nuestra semejanza;  y señoree en los peces del mar,  en las aves de los cielos,  en las bestias,  en toda la tierra,  y en todo animal que se arrastra sobre la tierra

1 Corintios 11.8-9 Gn. 2.18-23 18  Y dijo Jehová Dios: No es bueno que el hombre esté solo;  le haré ayuda idónea para él. 19  Jehová Dios formó,  pues,  de la tierra toda bestia del campo,  y toda ave de los cielos,  y las trajo a Adán para que viese cómo las había de llamar;  y todo lo que Adán llamó a los animales vivientes,  ese es su nombre. 20  Y puso Adán nombre a toda bestia y ave de los cielos y a todo ganado del campo;  mas para Adán no se halló ayuda idónea para él. 21  Entonces Jehová Dios hizo caer sueño profundo sobre Adán,  y mientras éste dormía,  tomó una de sus costillas,  y cerró la carne en su lugar. 22  Y de la costilla que Jehová Dios tomó del hombre,  hizo una mujer,  y la trajo al hombre. 23  Dijo entonces Adán:  Esto es ahora hueso de mis huesos y carne de mi carne;  ésta será llamada Varona,  porque del varón fue tomada

Texto Bíblico
Referencias

Abusos en la Cena del Señor

1 Corintios 11.17-22

17  Pero al anunciaros esto que sigue,  no os alabo;  porque no os congregáis para lo mejor,  sino para lo peor.

18  Pues en primer lugar,  cuando os reunís como iglesia,  oigo que hay entre vosotros divisiones;  y en parte lo creo.

19  Porque es preciso que entre vosotros haya disensiones,  para que se hagan manifiestos entre vosotros los que son aprobados.

20  Cuando,  pues,  os reunís vosotros,  esto no es comer la cena del Señor.

21  Porque al comer,  cada uno se adelanta a tomar su propia cena;  y uno tiene hambre,  y otro se embriaga.

22  Pues qué,  ¿no tenéis casas en que comáis y bebáis?  ¿O menospreciáis la iglesia de Dios,  y avergonzáis a los que no tienen nada?  ¿Qué os diré?  ¿Os alabaré?  En esto no os alabo.

 
Texto Bíblico
Textos Paralelos
Referencias

Institución de la cena del Señor

1 Corintios 11.23-34

23  Porque yo recibí del Señor lo que también os he enseñado:  Que el Señor Jesús,  la noche que fue entregado,  tomó pan;

24  y habiendo dado gracias,  lo partió,  y dijo: Tomad,  comed;  esto es mi cuerpo que por vosotros es partido;  haced esto en memoria de mí.

25  Asimismo tomó también la copa,  después de haber cenado,  diciendo: Esta copa es el nuevo pacto (Jer. 31.31-34) en mi sangre; (Ex. 24.6-8) haced esto todas las veces que la bebiereis,  en memoria de mí.

26  Así,  pues,  todas las veces que comiereis este pan,  y bebiereis esta copa,  la muerte del Señor anunciáis hasta que él venga.

Institución de la cena del Señor

1 Corintios 11.23-34 Mt. 26.26-29; Mr. 14.22-25; Lc. 22.14-20

Mt. 26.26-29 26  Y mientras comían,  tomó Jesús el pan,  y bendijo,  y lo partió,  y dio a sus discípulos,  y dijo: Tomad,  comed;  esto es mi cuerpo. 27 Y tomando la copa,  y habiendo dado gracias,  les dio,  diciendo: Bebed de ella todos; 28  porque esto es mi sangre del nuevo pacto,  que por muchos es derramada para remisión de los pecados. 29  Y os digo que desde ahora no beberé más de este fruto de la vid,  hasta aquel día en que lo beba nuevo con vosotros en el reino de mi Padre.

Mr. 14.22-25 22  Y mientras comían,  Jesús tomó pan y bendijo,  y lo partió y les dio,  diciendo: Tomad,  esto es mi cuerpo. 23  Y tomando la copa,  y habiendo dado gracias,  les dio;  y bebieron de ella todos. 24  Y les dijo: Esto es mi sangre del nuevo pacto,  que por muchos es derramada. 25  De cierto os digo que no beberé más del fruto de la vid,  hasta aquel día en que lo beba nuevo en el reino de Dios.

Lc. 22.14-20 14  Cuando era la hora,  se sentó a la mesa,  y con él los apóstoles. 15  Y les dijo: ¡Cuánto he deseado comer con vosotros esta pascua antes que padezca! 16  Porque os digo que no la comeré más,  hasta que se cumpla en el reino de Dios. 17  Y habiendo tomado la copa,  dio gracias,  y dijo: Tomad esto,  y repartidlo entre vosotros; 18  porque os digo que no beberé más del fruto de la vid,  hasta que el reino de Dios venga. 19  Y tomó el pan y dio gracias,  y lo partió y les dio,  diciendo: Esto es mi cuerpo,  que por vosotros es dado;  haced esto en memoria de mí. 20  De igual manera,  después que hubo cenado,  tomó la copa,  diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre,  que por vosotros se derrama.

1 Corintios 11.25 Jer. 31.31-34 31  He aquí que vienen días,  dice Jehová,  en los cuales haré nuevo pacto con la casa de Israel y con la casa de Judá. 32  No como el pacto que hice con sus padres el día que tomé su mano para sacarlos de la tierra de Egipto;  porque ellos invalidaron mi pacto,  aunque fui yo un marido para ellos,  dice Jehová. 33  Pero este es el pacto que haré con la casa de Israel después de aquellos días,  dice Jehová: Daré mi ley en su mente,  y la escribiré en su corazón;  y yo seré a ellos por Dios,  y ellos me serán por pueblo. 34  Y no enseñará más ninguno a su prójimo,  ni ninguno a su hermano,  diciendo: Conoce a Jehová;  porque todos me conocerán,  desde el más pequeño de ellos hasta el más grande,  dice Jehová;  porque perdonaré la maldad de ellos,  y no me acordaré más de su pecado.

1 Corintios 11.25 Ex. 24.6-8 6  Y Moisés tomó la mitad de la sangre,  y la puso en tazones,  y esparció la otra mitad de la sangre sobre el altar. 7  Y tomó el libro del pacto y lo leyó a oídos del pueblo,  el cual dijo: Haremos todas las cosas que Jehová ha dicho,  y obedeceremos. 8  Entonces Moisés tomó la sangre y roció sobre el pueblo,  y dijo: He aquí la sangre del pacto que Jehová ha hecho con vosotros sobre todas estas cosas.

Texto Bíblico

Referencias

Tomando la cena indignamente

1 Corintios 11.27-34

27  De manera que cualquiera que comiere este pan o bebiere esta copa del Señor indignamente,  será culpado del cuerpo y de la sangre del Señor.

28  Por tanto,  pruébese cada uno a sí mismo,  y coma así del pan,  y beba de la copa.

29  Porque el que come y bebe indignamente,  sin discernir el cuerpo del Señor,  juicio come y bebe para sí.

30  Por lo cual hay muchos enfermos y debilitados entre vosotros,  y muchos duermen.

31  Si,  pues,  nos examinásemos a nosotros mismos,  no seríamos juzgados;

32  mas siendo juzgados,  somos castigados por el Señor,  para que no seamos condenados con el mundo.

33  Así que,  hermanos míos,  cuando os reunís a comer,  esperaos unos a otros.

34  Si alguno tuviere hambre,  coma en su casa,  para que no os reunáis para juicio.  Las demás cosas las pondré en orden cuando yo fuere.

El Texto Bíblico esta siendo transcrito por:

Martha Iñiguez Moreno
de La Biblia Devocional de Estudio
Reina Valera Revisión 1960
de La Liga bíblica

Los Textos Paralelos y las Referencias están tomados de:

La Santa Biblia
Reina-Valera (1960)
e-Sword
Versión 7.6.1
Copyright 200-2005
Rick Meyers
All Right reserved worldwide
E-Sword is given freely to all
To learn more visit:
www.e-sword.net/support.html
e-sword is a registered trademark of Rick

 

Ministerio 100% bíblico
Hacemos traducciones cristianas del Inglés - Español - Inglés
Consulta nuestro índice de libros que podemos traducir para tí.
Tenemos obras cristianas desde el siglo XV en formato electrónico.

"Pero en cuanto a ti, enseña lo que está de acuerdo con la sana doctrina. Porque vendrá tiempo cuando no soportarán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oídos, acumularán para sí maestros conforme a sus propios deseos; y apartarán sus oídos de la verdad, y se volverán a mitos." (2 Timoteo 2:1; 4:3-4)

Este sitio está siendo desarrollado por:
Martha Iñiguez Moreno
Por favor, haga llegar cualquier comentario sobre el mismo a:

lady59cat@yahoo.com.mx


Ladycat