SEGUNDO LIBRO DE REYES

Porque por gracia sois salvos


Búsqueda personalizada
Botón regreso a página principal

Página Principal
Botón regreso a 2 Reyes
Regresar al listado de: Segundo Libro de Reyes

Locations of visitors to this page
Texto Bíblico
Textos Paralelos
Referencias

Caída de Jerusalén

2 Reyes 25.1-7

1  Aconteció a los nueve años de su reinado,  en el mes décimo,  a los diez días del mes,  que Nabucodonosor rey de Babilonia vino con todo su ejército contra Jerusalén,  y la sitió, (Jer. 21.1-10; 34.1-5; Ez. 24.2) y levantó torres contra ella alrededor.

2  Y estuvo la ciudad sitiada hasta el año undécimo del rey Sedequías.

3  A los nueve días del cuarto mes prevaleció el hambre en la ciudad,  hasta que no hubo pan para el pueblo de la tierra.

4  Abierta ya una brecha en el muro de la ciudad, (Ez. 33.21) huyeron de noche todos los hombres de guerra por el camino de la puerta que estaba entre los dos muros,  junto a los huertos del rey,  estando los caldeos alrededor de la ciudad;  y el rey se fue por el camino del Arabá.

5  Y el ejército de los caldeos siguió al rey,  y lo apresó en las llanuras de Jericó,  habiendo sido dispersado todo su ejército.

6  Preso,  pues,  el rey,  le trajeron al rey de Babilonia en Ribla,  y pronunciaron contra él sentencia.

7  Degollaron a los hijos de Sedequías en presencia suya,  y a Sedequías le sacaron los ojos,  y atado con cadenas lo llevaron a Babilonia. (Ez. 12.13)

Caída de Jerusalén

2 Reyes 25.1-7 Jer. 39.1-7 1  En el noveno año de Sedequías rey de Judá,  en el mes décimo,  vino Nabucodonosor rey de Babilonia con todo su ejército contra Jerusalén,  y la sitiaron. 2  Y en el undécimo año de Sedequías,  en el mes cuarto,  a los nueve días del mes se abrió brecha en el muro de la ciudad. 3  Y entraron todos los príncipes del rey de Babilonia,  y acamparon a la puerta de en medio: Nergal-sarezer,  Samgar-nebo,  Sarsequim el Rabsaris,  Nergal-sarezer el Rabmag y todos los demás príncipes del rey de Babilonia. 4  Y viéndolos Sedequías rey de Judá y todos los hombres de guerra,  huyeron y salieron de noche de la ciudad por el camino del huerto del rey,  por la puerta entre los dos muros;  y salió el rey por el camino del Arabá. 5  Pero el ejército de los caldeos los siguió,  y alcanzaron a Sedequías en los llanos de Jericó;  y le tomaron,  y le hicieron subir a Ribla en tierra de Hamat,  donde estaba Nabucodonosor rey de Babilonia,  y le sentenció. 6  Y degolló el rey de Babilonia a los hijos de Sedequías en presencia de éste en Ribla,  haciendo asimismo degollar el rey de Babilonia a todos los nobles de Judá. 7  Y sacó los ojos del rey Sedequías,  y le aprisionó con grillos para llevarle a Babilonia.; 52.3-11 3  Y a causa de la ira de Jehová contra Jerusalén y Judá,  llegó a echarlos de su presencia.  Y se rebeló Sedequías contra el rey de Babilonia. 4  Aconteció,  por tanto,  a los nueve años de su reinado,  en el mes décimo,  a los diez días del mes,  que vino Nabucodonosor rey de Babilonia,  él y todo su ejército,  contra Jerusalén,  y acamparon contra ella,  y de todas partes edificaron contra ella baluartes. 5  Y estuvo sitiada la ciudad hasta el undécimo año del rey Sedequías. 6  En el mes cuarto,  a los nueve días del mes,  prevaleció el hambre en la ciudad,  hasta no haber pan para el pueblo. 7  Y fue abierta una brecha en el muro de la ciudad,  y todos los hombres de guerra huyeron,  y salieron de la ciudad de noche por el camino de la puerta entre los dos muros que había cerca del jardín del rey,  y se fueron por el camino del Arabá,  estando aún los caldeos junto a la ciudad alrededor. 8  Y el ejército de los caldeos siguió al rey,  y alcanzaron a Sedequías en los llanos de Jericó;  y lo abandonó todo su ejército. 9  Entonces prendieron al rey,  y le hicieron venir al rey de Babilonia,  a Ribla en tierra de Hamat,  donde pronunció sentencia contra él. 10  Y degolló el rey de Babilonia a los hijos de Sedequías delante de sus ojos,  y también degolló en Ribla a todos los príncipes de Judá. 11  No obstante,  el rey de Babilonia sólo le sacó los ojos a Sedequías,  y le ató con grillos,  y lo hizo llevar a Babilonia;  y lo puso en la cárcel hasta el día en que murió.

2 Reyes 25.1 Jer. 21.1-10 1  Palabra de Jehová que vino a Jeremías,  cuando el rey Sedequías envió a él a Pasur hijo de Malquías y al sacerdote Sofonías hijo de Maasías,  para que le dijesen: 2  Consulta ahora acerca de nosotros a Jehová,  porque Nabucodonosor rey de Babilonia hace guerra contra nosotros;  quizá Jehová hará con nosotros según todas sus maravillas,  y aquél se irá de sobre nosotros. 3  Y Jeremías les dijo: Diréis así a Sedequías: 4  Así ha dicho Jehová Dios de Israel: He aquí yo vuelvo atrás las armas de guerra que están en vuestras manos,  con que vosotros peleáis contra el rey de Babilonia;  y a los caldeos que están fuera de la muralla y os tienen sitiados,  yo los reuniré en medio de esta ciudad. 5  Pelearé contra vosotros con mano alzada y con brazo fuerte,  con furor y enojo e ira grande. 6  Y heriré a los moradores de esta ciudad,  y los hombres y las bestias morirán de pestilencia grande. 7  Después,  dice Jehová,  entregaré a Sedequías rey de Judá,  a sus criados,  al pueblo y a los que queden de la pestilencia,  de la espada y del hambre en la ciudad,  en mano de Nabucodonosor rey de Babilonia,  en mano de sus enemigos y de los que buscan sus vidas,  y él los herirá a filo de espada;  no los perdonará,  ni tendrá compasión de ellos,  ni tendrá de ellos misericordia. 8  Y a este pueblo dirás: Así ha dicho Jehová: He aquí pongo delante de vosotros camino de vida y camino de muerte. 9  El que quedare en esta ciudad morirá a espada,  de hambre o de pestilencia;  mas el que saliere y se pasare a los caldeos que os tienen sitiados,  vivirá,  y su vida le será por despojo. 10  Porque mi rostro he puesto contra esta ciudad para mal,  y no para bien,  dice Jehová;  en mano del rey de Babilonia será entregada,  y la quemará a fuego; 34.1-5 1  Palabra de Jehová que vino a Jeremías cuando Nabucodonosor rey de Babilonia y todo su ejército,  y todos los reinos de la tierra bajo el señorío de su mano,  y todos los pueblos,  peleaban contra Jerusalén y contra todas sus ciudades,  la cual dijo: 2  Así ha dicho Jehová Dios de Israel:  Ve y habla a Sedequías rey de Judá,  y dile:  Así ha dicho Jehová:  He aquí yo entregaré esta ciudad al rey de Babilonia,  y la quemará con fuego; 3  y no escaparás tú de su mano,  sino que ciertamente serás apresado,  y en su mano serás entregado;  y tus ojos verán los ojos del rey de Babilonia,  y te hablará boca a boca,  y en Babilonia entrarás. 4  Con todo eso,  oye palabra de Jehová,  Sedequías rey de Judá: Así ha dicho Jehová acerca de ti: No morirás a espada. 5  En paz morirás,  y así como quemaron especias por tus padres,  los reyes primeros que fueron antes de ti,  las quemarán por ti,  y te endecharán,  diciendo,   ¡Ay,  señor!  Porque yo he hablado la palabra,  dice Jehová; Ez. 24.2 Hijo de hombre,  escribe la fecha de este día;  el rey de Babilonia puso sitio a Jerusalén este mismo día

2 Reyes 25.4 Ez. 33.21 Aconteció en el año duodécimo de nuestro cautiverio,  en el mes décimo,  a los cinco días del mes,  que vino a mí un fugitivo de Jerusalén,  diciendo: La ciudad ha sido conquistada.

2 Reyes 25.7 Ez. 12.13 Mas yo extenderé mi red sobre él,  y caerá preso en mi trampa,  y haré llevarlo a Babilonia,  a tierra de caldeos,  pero no la verá,  y allá morirá.

Texto Bíblico

Textos Paralelos

Referencias

Cautividad de Judá

2 Reyes 25.8-21

8  En el mes quinto,  a los siete días del mes,  siendo el año diecinueve de Nabucodonosor rey de Babilonia,  vino a Jerusalén Nabuzaradán,  capitán de la guardia,  siervo del rey de Babilonia.

9  Y quemó la casa de Jehová, (1 R 9.8) y la casa del rey,  y todas las casas de Jerusalén;  y todas las casas de los príncipes quemó a fuego.

10  Y todo el ejército de los caldeos que estaba con el capitán de la guardia,  derribó los muros alrededor de Jerusalén.

11  Y a los del pueblo que habían quedado en la ciudad,  a los que se habían pasado al rey de Babilonia,  y a los que habían quedado de la gente común,  los llevó cautivos Nabuzaradán,  capitán de la guardia.

12  Mas de los pobres de la tierra dejó Nabuzaradán,  capitán de la guardia,  para que labrasen las viñas y la tierra.

13  Y quebraron los caldeos las columnas de bronce (1 R 7.15-22; 2 Cro. 3.15-17) que estaban en la casa de Jehová,  y las basas,  y el mar de bronce (1 R 7.23-26; 2 Cro. 4.2-5) que estaba en la casa de Jehová,  y llevaron el bronce a Babilonia.

14  Llevaron también los calderos,  las paletas,  las despabiladeras,  los cucharones,  y todos los utensilios de bronce con que ministraban; (1 R 7.45; 2 Cro. 4.16)

15  incensarios,  cuencos,  los que de oro,  en oro,  y los que de plata,  en plata;  todo lo llevó el capitán de la guardia.

16  Las dos columnas,  un mar,  y las basas que Salomón había hecho para la casa de Jehová;  no fue posible pesar todo esto.

17  La altura de una columna era de dieciocho codos,  y tenía encima un capitel de bronce;  la altura del capitel era de tres codos,  y sobre el capitel había una red y granadas alrededor,  todo de bronce;  e igual labor había en la otra columna con su red.

18  Tomó entonces el capitán de la guardia al primer sacerdote Seraías,  al segundo sacerdote Sofonías,  y tres guardas de la vajilla;

19  y de la ciudad tomó un oficial que tenía a su cargo los hombres de guerra,  y cinco varones de los consejeros del rey,  que estaban en la ciudad,  el principal escriba del ejército,  que llevaba el registro de la gente del país,  y sesenta varones del pueblo de la tierra,  que estaban en la ciudad.

20  Estos tomó Nabuzaradán,  capitán de la guardia,  y los llevó a Ribla al rey de Babilonia.

21  Y el rey de Babilonia los hirió y mató en Ribla,  en tierra de Hamat.  Así fue llevado cautivo Judá de sobre su tierra.

Cautividad de Judá

2 Reyes 25.8-21 2 Cro. 36.17-21 17  Por lo cual trajo contra ellos al rey de los caldeos,  que mató a espada a sus jóvenes en la casa de su santuario,  sin perdonar joven ni doncella,  anciano ni decrépito;  todos los entregó en sus manos. 18  Asimismo todos los utensilios de la casa de Dios,  grandes y chicos,  los tesoros de la casa de Jehová,  y los tesoros de la casa del rey y de sus príncipes,  todo lo llevó a Babilonia. 19  Y quemaron la casa de Dios,  y rompieron el muro de Jerusalén,  y consumieron a fuego todos sus palacios,  y destruyeron todos sus objetos deseables. 20  Los que escaparon de la espada fueron llevados cautivos a Babilonia;  y fueron siervos de él y de sus hijos,  hasta que vino el reino de los Persas; 21  Para que se cumpliese la palabra de Jehová por la boca de Jeremías,  hasta que la tierra hubo gozado de reposo;  porque todo el tiempo de su asolamiento reposó,  hasta que los setenta años fueron cumplidos.; Jer. 39.8-10 8  Y los caldeos pusieron a fuego la casa del rey y las casas del pueblo,  y derribaron los muros de Jerusalén. 9  Y al resto del pueblo que había quedado en la ciudad,  y a los que se habían adherido a él,  con todo el resto del pueblo que había quedado,  Nabuzaradán capitán de la guardia los transportó a Babilonia. 10  Pero Nabuzaradán capitán de la guardia hizo quedar en tierra de Judá a los pobres del pueblo que no tenían nada,  y les dio viñas y heredades; 52.12.30 12  Y en el mes quinto,  a los diez días del mes,  que era el año diecinueve del reinado de Nabucodonosor rey de Babilonia,  vino a Jerusalén Nabuzaradán capitán de la guardia,  que solía estar delante del rey de Babilonia. 13  Y quemó la casa de Jehová,  y la casa del rey,  y todas las casas de Jerusalén;  y destruyó con fuego todo edificio grande. 14  Y todo el ejército de los caldeos,  que venía con el capitán de la guardia,  destruyó todos los muros en derredor de Jerusalén. 15  E hizo transportar Nabuzaradán capitán de la guardia a los pobres del pueblo,  y a toda la otra gente del pueblo que había quedado en la ciudad,  a los desertores que se habían pasado al rey de Babilonia,  y a todo el resto de la multitud del pueblo. 16  Mas de los pobres del país dejó Nabuzaradán capitán de la guardia para viñadores y labradores. 17  Y los caldeos quebraron las columnas de bronce que estaban en la casa de Jehová,  y las basas,  y el mar de bronce que estaba en la casa de Jehová,  y llevaron todo el bronce a Babilonia. 18  Se llevaron también los calderos,  las palas,  las despabiladeras,  los tazones,  las cucharas,  y todos los utensilios de bronce con que se ministraba, 19  y los incensarios,  tazones,  copas,  ollas,  candeleros,  escudillas y tazas;  lo de oro por oro,  y lo de plata por plata,  se llevó el capitán de la guardia. 20  Las dos columnas,  un mar,  y los doce bueyes de bronce que estaban debajo de las basas,  que había hecho el rey Salomón en la casa de Jehová;  el peso del bronce de todo esto era incalculable. 21  En cuanto a las columnas,  la altura de cada columna era de dieciocho codos,  y un cordón de doce codos la rodeaba;  y su espesor era de cuatro dedos,  y eran huecas. 22  Y el capitel de bronce que había sobre ella era de una altura de cinco codos,  con una red y granadas alrededor del capitel,  todo de bronce;  y lo mismo era lo de la segunda columna con sus granadas. 23  Había noventa y seis granadas en cada hilera;  todas ellas eran ciento sobre la red alrededor. 24  Tomó también el capitán de la guardia a Seraías el principal sacerdote,  a Sofonías el segundo sacerdote,  y tres guardas del atrio. 25  Y de la ciudad tomó a un oficial que era capitán de los hombres de guerra,  a siete hombres de los consejeros íntimos del rey,  que estaban en la ciudad,  y al principal secretario de la milicia,  que pasaba revista al pueblo de la tierra para la guerra,  y sesenta hombres del pueblo que se hallaron dentro de la ciudad. 26  Los tomó,  pues,  Nabuzaradán capitán de la guardia,  y los llevó al rey de Babilonia en Ribla. 27  Y el rey de Babilonia los hirió,  y los mató en Ribla en tierra de Hamat.  Así Judá fue transportada de su tierra. 28  Este es el pueblo que Nabucodonosor llevó cautivo: En el año séptimo,  a tres mil veintitrés hombres de Judá. 29  En el año dieciocho de Nabucodonosor él llevó cautivas de Jerusalén a ochocientas treinta y dos personas. 30  El año veintitrés de Nabucodonosor,  Nabuzaradán capitán de la guardia llevó cautivas a setecientas cuarenta y cinco personas de los hombres de Judá;  todas las personas en total fueron cuatro mil seiscientas.

2 Reyes 25.9 1 R 9.8 y esta casa,  que estaba en estima,  cualquiera que pase por ella se asombrará,  y se burlará,  y dirá: ¿Por qué ha hecho así Jehová a esta tierra y a esta casa?

2 Reyes 25.13 1 R 7.15-22 15  Y vació dos columnas de bronce;  la altura de cada una era de dieciocho codos,  y rodeaba a una y otra un hilo de doce codos. 16  Hizo también dos capiteles de fundición de bronce,  para que fuesen puestos sobre las cabezas de las columnas;  la altura de un capitel era de cinco codos,  y la del otro capitel también de cinco codos. 17  Había trenzas a manera de red,  y unos cordones a manera de cadenas,  para los capiteles que se habían de poner sobre las cabezas de las columnas;  siete para cada capitel. 18  Hizo también dos hileras de granadas alrededor de la red,  para cubrir los capiteles que estaban en las cabezas de las columnas con las granadas;  y de la misma forma hizo en el otro capitel. 19  Los capiteles que estaban sobre las columnas en el pórtico,  tenían forma de lirios,  y eran de cuatro codos. 20  Tenían también los capiteles de las dos columnas,  doscientas granadas en dos hileras alrededor en cada capitel,  encima de su globo,  el cual estaba rodeado por la red. 21  Estas columnas erigió en el pórtico del templo;  y cuando hubo alzado la columna del lado derecho,  le puso por nombre Jaquín,  y alzando la columna del lado izquierdo,  llamó su nombre Boaz. 22  Y puso en las cabezas de las columnas tallado en forma de lirios,  y así se acabó la obra de las columnas; 2 Cro. 3.15-17 15  Delante de la casa hizo dos columnas de treinta y cinco codos   de altura cada una,  con sus capiteles encima,  de cinco codos. 16  Hizo asimismo cadenas en el santuario,  y las puso sobre los capiteles de las columnas;  e hizo cien granadas,  las cuales puso en las cadenas. 17  Y colocó las columnas delante del templo,  una a la mano derecha,  y otra a la izquierda;  y a la de la mano derecha llamó Jaquín,  y a la de la izquierda,  Boaz.

2 Reyes 25.13 1 R 7.23-26 23  Hizo fundir asimismo un mar de diez codos   de un lado al otro,  perfectamente redondo;  su altura era de cinco codos,  y lo ceñía alrededor un cordón de treinta codos. 24  Y rodeaban aquel mar por debajo de su borde alrededor unas bolas como calabazas,  diez en cada codo,  que ceñían el mar alrededor en dos filas,  las cuales habían sido fundidas cuando el mar fue fundido. 25  Y descansaba sobre doce bueyes;  tres miraban al norte,  tres miraban al occidente,  tres miraban al sur,  y tres miraban al oriente;  sobre estos se apoyaba el mar,  y las ancas de ellos estaban hacia la parte de adentro. 26  El grueso del mar era de un palmo menor,  y el borde era labrado como el borde de un cáliz o de flor de lis;  y cabían en él dos mil batos; 2 Cro. 4.2-5 2  También hizo un mar de fundición,  el cual tenía diez codos   de un borde al otro,  enteramente redondo: su altura era de cinco codos,  y un cordón de treinta codos lo ceñía alrededor. 3  Y debajo del mar había figuras de calabazas que lo circundaban,  diez en cada codo    alrededor;  eran dos hileras de calabazas fundidas juntamente con el mar. 4  Estaba asentado sobre doce bueyes,  tres de los cuales miraban al norte,  tres al occidente,  y tres al sur,  y tres al oriente:  y el mar descansaba sobre ellos,  y las anclas de ellos estaban hacia adentro. 5  Y tenía de grueso un palmo menor,  y el borde tenía la forma del borde de un cáliz,  o de una flor de lis.  Y le cabían tres mil batos.

2 Reyes 25.14 1 R 7.45 y calderos,  paletas,  cuencos,  y todos los utensilios que Hiram hizo al rey Salomón,  para la casa de Jehová,  de bronce bruñido; 2 Cro. 4.16 Y calderos,  palas,  y garfios;  de bronce muy fino hizo todos sus enseres Hiram-abi al rey Salomón para la casa de Jehová.

Texto Bíblico

Textos Paralelos

Referencias

El remanente huye a Egipto

2 Reyes 25.22-26

22  Y al pueblo que Nabucodonosor rey de Babilonia dejó en tierra de Judá,  puso por gobernador a Gedalías hijo de Ahicam,  hijo de Safán.

23  Y oyendo todos los príncipes del ejército,  ellos y su gente,  que el rey de Babilonia había puesto por gobernador a Gedalías,  vinieron a él en Mizpa;  Ismael hijo de Netanías,  Johanán hijo de Carea,  Seraías hijo de Tanhumet netofatita,  y Jaazanías hijo de un maacateo,  ellos con los suyos.

24  Entonces Gedalías les hizo juramento a ellos y a los suyos,  y les dijo: No temáis de ser siervos de los caldeos;  habitad en la tierra,  y servid al rey de Babilonia,  y os irá bien. (Jer. 40.7-9)

25  Mas en el mes séptimo vino Ismael hijo de Netanías,  hijo de Elisama,  de la estirpe real,  y con él diez varones,  e hirieron a Gedalías,  y murió;  y también a los de Judá y a los caldeos que estaban con él en Mizpa. (Jer. 1-3)

26  Y levantándose todo el pueblo,  desde el menor hasta el mayor,  con los capitanes del ejército,  se fueron a Egipto,  por temor de los caldeos. (Jer. 43.5-7)

2 Reyes 25.22.24 Jer. 40.7-9 7  Cuando todos los jefes del ejército que estaban por el campo,  ellos y sus hombres,  oyeron que el rey de Babilonia había puesto a Gedalías hijo de Ahicam para gobernar la tierra,  y que le había encomendado los hombres y las mujeres y los niños,  y los pobres de la tierra que no fueron transportados a Babilonia, 8  vinieron luego a Gedalías en Mizpa;  esto es,  Ismael hijo de Netanías,  Johanán y Jonatán hijos de Carea,  Seraías hijo de Tanhumet,  los hijos de Efai netofatita,  y Jezanías hijo de un maacateo,  ellos y sus hombres. 9  Y les juró Gedalías hijo de Ahicam,  hijo de Safán,  a ellos y a sus hombres,  diciendo:  No tengáis temor de servir a los caldeos;  habitad en la tierra,  y servid al rey de Babilonia,  y os irá bien

2 Reyes 25.25 Jer. 1-3 Le vino también en días de Joacim hijo de Josías,  rey de Judá,  hasta el fin del año undécimo de Sedequías hijo de Josías,  rey de Judá,  hasta la cautividad de Jerusalén en el mes quinto.

2 Reyes 25.26 Jer. 43.5-7 5  sino que tomó Johanán hijo de Carea y todos los oficiales de la gente de guerra,  a todo el remanente de Judá que se había vuelto de todas las naciones donde había sido echado,  para morar en tierra de Judá; 6  a hombres y mujeres y niños,  y a las hijas del rey y a toda persona que había dejado Nabuzaradán capitán de la guardia con Gedalías hijo de Ahicam,  hijo de Safán,  y al profeta Jeremías y a Baruc hijo de Nerías, 7  y entraron en tierra de Egipto,  porque no obedecieron a la voz de Jehová;  y llegaron hasta Tafnes.

Texto Bíblico
Textos Paralelos
Referencias

Joaquín es libertado y recibe honores en Babilonia

2 Reyes 25.27-30

27  Aconteció a los treinta y siete años del cautiverio de Joaquín rey de Judá,  en el mes duodécimo,  a los veintisiete días del mes,  que Evil-merodac rey de Babilonia,  en el primer año de su reinado,  libertó a Joaquín rey de Judá,  sacándolo de la cárcel;

28  y le habló con benevolencia,  y puso su trono más alto que los tronos de los reyes que estaban con él en Babilonia.

29  Y le cambió los vestidos de prisionero,  y comió siempre delante de él todos los días de su vida.

30  Y diariamente le fue dada su comida de parte del rey,  de continuo,  todos los días de su vida.

Joaquín es libertado y recibe honores en Babilonia

2 Reyes 25.27-30 Jer. 52.31-34 31  Y sucedió que en el año treinta y siete del cautiverio de Joaquín rey de Judá,  en el mes duodécimo,  a los veinticinco días del mes,  Evil-merodac rey de Babilonia,  en el año primero de su reinado,  alzó la cabeza de Joaquín rey de Judá y lo sacó de la cárcel. 32  Y habló con él amigablemente,  e hizo poner su trono sobre los tronos de los reyes que estaban con él en Babilonia. 33  Le hizo mudar también los vestidos de prisionero,  y comía pan en la mesa del rey siempre todos los días de su vida. 34  Y continuamente se le daba una ración de parte del rey de Babilonia,  cada día durante todos los días de su vida,  hasta el día de su muerte.

El Texto Bíblico esta siendo transcrito por:

Martha Iñiguez Moreno
de La Biblia Devocional de Estudio
Reina Valera Revisión 1960
de La Liga bíblica

Los Textos Paralelos y las Referencias están tomados de:

La Santa Biblia
Reina-Valera (1960)
e-Sword
Versión 7.6.1
Copyright 200-2005
Rick Meyers
All Right reserved worldwide
E-Sword is given freely to all
To learn more visit:
www.e-sword.net/support.html
e-sword is a registered trademark of Rick

 

Ministerio 100% bíblico
Hacemos traducciones cristianas del Inglés - Español - Inglés
Consulta nuestro índice de libros que podemos traducir para tí.
Tenemos obras cristianas desde el siglo XV en formato electrónico.

"Pero en cuanto a ti, enseña lo que está de acuerdo con la sana doctrina. Porque vendrá tiempo cuando no soportarán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oídos, acumularán para sí maestros conforme a sus propios deseos; y apartarán sus oídos de la verdad, y se volverán a mitos." (2 Timoteo 2:1; 4:3-4)

Este sitio está siendo desarrollado por:
Martha Iñiguez Moreno
Por favor, haga llegar cualquier comentario sobre el mismo a:

lady59cat@yahoo.com.mx


Ladycat