Libro Quinto de Moisés
Deuteronomio

Porque por gracia sois salvos

Búsqueda personalizada
Página principal

Página Principal
Regresar al listado de Deuteronomio
Regresar al listado del Libro Quinto de Moisés, Deuteronomio
Locations of visitors to this page

Texto Bíblico
Referencias

Primicias y diezmos

Deuteronomio 26.1-19

1  Cuando hayas entrado en la tierra que Jehová tu Dios te da por herencia,  y tomes posesión de ella y la habites,

2  entonces tomarás de las primicias de todos los frutos que sacares de la tierra que Jehová tu Dios te da,  y las pondrás en una canasta,  e irás al lugar que Jehová tu Dios escogiere para hacer habitar allí su nombre. (Ex. 23.19)

3  Y te presentarás al sacerdote que hubiere en aquellos días,  y le dirás: Declaro hoy a Jehová tu Dios,  que he entrado en la tierra que juró Jehová a nuestros padres que nos daría.

4  Y el sacerdote tomará la canasta de tu mano,  y la pondrá delante del altar de Jehová tu Dios.

5  Entonces hablarás y dirás delante de Jehová tu Dios:  Un arameo a punto de perecer fue mi padre,  el cual descendió a Egipto y habitó allí con pocos hombres,  y allí creció y llegó a ser una nación grande,  fuerte y numerosa;

6  y los egipcios nos maltrataron y nos afligieron,  y pusieron sobre nosotros dura servidumbre.

7  Y clamamos a Jehová el Dios de nuestros padres;  y Jehová oyó nuestra voz,  y vio nuestra aflicción,  nuestro trabajo y nuestra opresión;

8  y Jehová nos sacó de Egipto con mano fuerte,  con brazo extendido,  con grande espanto,  y con señales y con milagros;

9  y nos trajo a este lugar,  y nos dio esta tierra,  tierra que fluye leche y miel.

10  Y ahora,  he aquí he traído las primicias del fruto de la tierra que me diste,  oh Jehová.  Y lo dejarás delante de Jehová tu Dios,  y adorarás delante de Jehová tu Dios.

11  Y te alegrarás en todo el bien que Jehová tu Dios te haya dado a ti y a tu casa,  así tú como el levita y el extranjero que está en medio de ti.

12  Cuando acabes de diezmar todo el diezmo de tus frutos en el año tercero,  el año del diezmo,  darás también al levita,  al extranjero,  al huérfano y a la viuda;  y comerán en tus aldeas,  y se saciarán. (Dt. 14.28-29)

13  Y dirás delante de Jehová tu Dios:  He sacado lo consagrado de mi casa,  y también lo he dado al levita,  al extranjero,  al huérfano y a la viuda,  conforme a todo lo que me has mandado;  no he transgredido tus mandamientos,  ni me he olvidado de ellos.

14  No he comido de ello en mi luto,  ni he gastado de ello estando yo inmundo,  ni de ello he ofrecido a los muertos;  he obedecido a la voz de Jehová mi Dios,  he hecho conforme a todo lo que me has mandado.

15  Mira desde tu morada santa,  desde el cielo,  y bendice a tu pueblo Israel,  y a la tierra que nos has dado,  como juraste a nuestros padres,  tierra que fluye leche y miel.

16  Jehová tu Dios te manda hoy que cumplas estos estatutos y decretos;  cuida,  pues,  de ponerlos por obra con todo tu corazón y con toda tu alma.

17  Has declarado solemnemente hoy que Jehová es tu Dios,  y que andarás en sus caminos,  y guardarás sus estatutos,  sus mandamientos y sus decretos,  y que escucharás su voz.

18  Y Jehová ha declarado hoy que tú eres pueblo suyo,  de su exclusiva posesión, (Ex. 19.5; Dt. 4.20, 7.6; 14.2; Tit. 2.14; 1 P. 2.9)  como te lo ha prometido,  para que guardes todos sus mandamientos;

19  a fin de exaltarte sobre todas las naciones que hizo,  para loor y fama y gloria,  y para que seas un pueblo santo a Jehová tu Dios,  como él ha dicho.

Deuteronomio 26.2 Ex. 23.19 Las primicias de los primeros frutos de tu tierra traerás a la casa de Jehová tu Dios.  No guisarás el cabrito en la leche de su madre

Deuteronomio 26.12 Dt. 14.28-29 28  Al fin de cada tres años sacarás todo el diezmo de tus productos de aquel año,  y lo guardarás en tus ciudades. 29  Y vendrá el levita,  que no tiene parte ni heredad contigo,  y el extranjero,  el huérfano y la viuda que hubiere en tus poblaciones,  y comerán y serán saciados;  para que Jehová tu Dios te bendiga en toda obra que tus manos hicieren.

Deuteronomio 26.18 Ex. 19.5; Dt. 4.20, 7.6; 14.2; Tit. 2.14; 1 P. 2.9

Ex. 19.5 Ahora,  pues,  si diereis oído a mi voz,  y guardareis mi pacto,  vosotros seréis mi especial tesoro sobre todos los pueblos;  porque mía es toda la tierra

Dt. 4.20 Pero a vosotros Jehová os tomó,  y os ha sacado del horno de hierro,  de Egipto,  para que seáis el pueblo de su heredad como en este día, 7.6 Porque tú eres pueblo santo para Jehová tu Dios;  Jehová tu Dios te ha escogido para serle un pueblo especial,  más que todos los pueblos que están sobre la tierra; 14.2 Porque eres pueblo santo a Jehová tu Dios,  y Jehová te ha escogido para que le seas un pueblo único de entre todos los pueblos que están sobre la tierra

Tit. 2.14 quien se dio a sí mismo por nosotros para redimirnos de toda iniquidad y purificar para sí un pueblo propio,  celoso de buenas obras

1 P. 2.9 Mas vosotros sois linaje escogido,  real sacerdocio,  nación santa,  pueblo adquirido por Dios,  para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable

Texto Bíblico
Referencias

Orden de exterminar a Amalec

Deuteronomio 25.17-19

17  Acuérdate de lo que hizo Amalec contigo en el camino,  cuando salías de Egipto;

18  de cómo te salió al encuentro en el camino,  y te desbarató la retaguardia de todos los débiles que iban detrás de ti,  cuando tú estabas cansado y trabajado;  y no tuvo ningún temor de Dios.

19  Por tanto,  cuando Jehová tu Dios te dé descanso de todos tus enemigos alrededor,  en la tierra que Jehová tu Dios te da por heredad para que la poseas,  borrarás la memoria de Amalec de debajo del cielo;  no lo olvides. (Ex. 17.8-14; 1 S. 15.2-9)

Deuteronomio 25.17-19 Ex. 17.8-14; 1 S. 15.2-

Ex. 17.8-14 8  Entonces vino Amalec y peleó contra Israel en Refidim. 9  Y dijo Moisés a Josué: Escógenos varones,  y sal a pelear contra Amalec;  mañana yo estaré sobre la cumbre del collado,  y la vara de Dios en mi mano. 10  E hizo Josué como le dijo Moisés,  peleando contra Amalec;  y Moisés y Aarón y Hur subieron a la cumbre del collado. 11  Y sucedía que cuando alzaba Moisés su mano,  Israel prevalecía;  mas cuando él bajaba su mano,  prevalecía Amalec. 12  Y las manos de Moisés se cansaban;  por lo que tomaron una piedra,  y la pusieron debajo de él,  y se sentó sobre ella;  y Aarón y Hur sostenían sus manos,  el uno de un lado y el otro de otro;  así hubo en sus manos firmeza hasta que se puso el sol. 13  Y Josué deshizo a Amalec y a su pueblo a filo de espada. 14  Y Jehová dijo a Moisés: Escribe esto para memoria en un libro,  y di a Josué que raeré del todo la memoria de Amalec de debajo del cielo.

1 S. 15.2-9 2  Así ha dicho Jehová de los ejércitos:  Yo castigaré lo que hizo Amalec a Israel al oponérsele en el camino cuando subía de Egipto. 3  Ve,  pues,  y hiere a Amalec,  y destruye todo lo que tiene,  y no te apiades de él;  mata a hombres,  mujeres,  niños,  y aun los de pecho,  vacas,  ovejas,  camellos y asnos. 4  Saúl,  pues,  convocó al pueblo y les pasó revista en Telaim,  doscientos mil de a pie,  y diez mil hombres de Judá. 5  Y viniendo Saúl a la ciudad de Amalec,  puso emboscada en el valle. 6  Y dijo Saúl a los ceneos: Idos,  apartaos y salid de entre los de Amalec,  para que no os destruya juntamente con ellos;  porque vosotros mostrasteis misericordia a todos los hijos de Israel,  cuando subían de Egipto.  Y se apartaron los ceneos de entre los hijos de Amalec. 7  Y Saúl derrotó a los amalecitas desde Havila hasta llegar a Shur,  que está al oriente de Egipto. 8  Y tomó vivo a Agag rey de Amalec,  pero a todo el pueblo mató a filo de espada. 9  Y Saúl y el pueblo perdonaron a Agag,  y a lo mejor de las ovejas y del ganado mayor,  de los animales engordados,  de los carneros y de todo lo bueno,  y no lo quisieron destruir;  mas todo lo que era vil y despreciable destruyeron.

    El Texto Bíblico esta siendo transcrito por:

Martha Iñiguez Moreno
de La Biblia Devocional de Estudio
Reina Valera Revisión 1960
de La Liga bíblica

Los Textos Paralelos y las Referencias están tomados de:

La Santa Biblia
Reina-Valera (1960)
e-Sword
Versión 7.6.1
Copyright 200-2005
Rick Meyers
All Right reserved worldwide
E-Sword is given freely to all
To learn more visit:
www.e-sword.net/support.html
e-sword is a registered trademark of Rick

 

Ministerio 100% bíblico
Hacemos traducciones cristianas del Inglés - Español - Inglés
Consulta nuestro índice de libros que podemos traducir para tí.
Tenemos obras cristianas desde el siglo XV en formato electrónico.

"Pero en cuanto a ti, enseña lo que está de acuerdo con la sana doctrina. Porque vendrá tiempo cuando no soportarán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oídos, acumularán para sí maestros conforme a sus propios deseos; y apartarán sus oídos de la verdad, y se volverán a mitos." (2 Timoteo 2:1; 4:3-4)

Este sitio está siendo desarrollado por:
Martha Iñiguez Moreno
Por favor, haga llegar cualquier comentario sobre el mismo a:

lady59cat@yahoo.com.mx


Ladycat