Libro Quinto de Moisés
Deuteronomio

Porque por gracia sois salvos

Búsqueda personalizada
Página principal

Página Principal
Regresar al listado de Deuteronomio
Regresar al listado del Libro Quinto de Moisés, Deuteronomio
Locations of visitors to this page

Texto Bíblico
Referencias

El gran mandamiento

Deuteronomio 6.1-9

1  Estos,  pues,  son los mandamientos,  estatutos y decretos que Jehová vuestro Dios mandó que os enseñase,  para que los pongáis por obra en la tierra a la cual pasáis vosotros para tomarla;

2  para que temas a Jehová tu Dios,  guardando todos sus estatutos y sus mandamientos que yo te mando,  tú,  tu hijo,  y el hijo de tu hijo,  todos los días de tu vida,  para que tus días sean prolongados.

3  Oye,  pues,  oh Israel,  y cuida de ponerlos por obra,  para que te vaya bien en la tierra que fluye leche y miel,  y os multipliquéis,  como te ha dicho Jehová el Dios de tus padres.

4  Oye,  Israel: Jehová nuestro Dios,  Jehová uno es. (Mr. 12.29)

5  Y amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón,  y de toda tu alma,  y con todas tus fuerzas. (Mt. 22.37; Mr. 12.30; Lc. 10.27)

6  Y estas palabras que yo te mando hoy,  estarán sobre tu corazón;

7  y las repetirás a tus hijos,  y hablarás de ellas estando en tu casa,  y andando por el camino,  y al acostarte,  y cuando te levantes.

8  Y las atarás como una señal en tu mano,  y estarán como frontales entre tus ojos;

9  y las escribirás en los postes de tu casa,  y en tus puertas. (Det. 11.18-20)

Deuteronomio 6.4 Mr. 12.29 Jesús le respondió: El primer mandamiento de todos es: Oye,  Israel;  el Señor nuestro Dios,  el Señor uno es.

Deuteronomio 6.5 Mt. 22.37; Mr. 12.30; Lc. 10.27

Mt. 22.37 Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón,  y con toda tu alma,  y con toda tu mente.

Mr. 12.30 Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón,  y con toda tu alma,  y con toda tu mente y con todas tus fuerzas.  Este es el principal mandamiento.

Lc. 10.27 Aquél,  respondiendo,  dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón,  y con toda tu alma,  y con todas tus fuerzas,  y con toda tu mente;  y a tu prójimo como a ti mismo.

Deuteronomio 6.6-9 Det. 11.18-20 18  Por tanto,  pondréis estas mis palabras en vuestro corazón y en vuestra alma,  y las ataréis como señal en vuestra mano,  y serán por frontales entre vuestros ojos. 19  Y las enseñaréis a vuestros hijos,  hablando de ellas cuando te sientes en tu casa,  cuando andes por el camino,  cuando te acuestes,  y cuando te levantes, 20  y las escribirás en los postes de tu casa,  y en tus puertas

Texto Bíblico

Referencias

Exhortaciones a la obediencia

Deuteronomio 6.10-25

10  Cuando Jehová tu Dios te haya introducido en la tierra que juró a tus padres Abraham, (Gn 12.17) Isaac (Gn. 26.3) y Jacob (Gn. 28.13) que te daría,  en ciudades grandes y buenas que tú no edificaste,

11  y casas llenas de todo bien,  que tú no llenaste,  y cisternas cavadas que tú no cavaste,  viñas y olivares que no plantaste,  y luego que comas y te sacies,

12  cuídate de no olvidarte de Jehová,  que te sacó de la tierra de Egipto,  de casa de servidumbre.

13  A Jehová tu Dios temerás,  y a él solo servirás, (Mt. 4.10; Lc. 4.8) y por su nombre jurarás.

14  No andaréis en pos de dioses ajenos,  de los dioses de los pueblos que están en vuestros contornos;

15  porque el Dios celoso,  Jehová tu Dios,  en medio de ti está;  para que no se inflame el furor de Jehová tu Dios contra ti,  y te destruya de sobre la tierra.

16  No tentaréis a Jehová vuestro Dios, (Mt. 4.7; Lc. 4.12) como lo tentasteis en Masah. (Ex. 17.1-7)  

17  Guardad cuidadosamente los mandamientos de Jehová vuestro Dios,  y sus testimonios y sus estatutos que te ha mandado.

18  Y haz lo recto y bueno ante los ojos de Jehová,  para que te vaya bien,  y entres y poseas la buena tierra que Jehová juró a tus padres;

19  para que él arroje a tus enemigos de delante de ti,  como Jehová ha dicho.

20  Mañana cuando te preguntare tu hijo,  diciendo: ¿Qué significan los testimonios y estatutos y decretos que Jehová nuestro Dios os mandó?

21  entonces dirás a tu hijo: Nosotros éramos siervos de Faraón en Egipto,  y Jehová nos sacó de Egipto con mano poderosa.

22  Jehová hizo señales y milagros grandes y terribles en Egipto,  sobre Faraón y sobre toda su casa,  delante de nuestros ojos;

23  y nos sacó de allá,  para traernos y darnos la tierra que juró a nuestros padres.

24  Y nos mandó Jehová que cumplamos todos estos estatutos,  y que temamos a Jehová nuestro Dios,  para que nos vaya bien todos los días,  y para que nos conserve la vida,  como hasta hoy.

25  Y tendremos justicia cuando cuidemos de poner por obra todos estos mandamientos delante de Jehová nuestro Dios,  como él nos ha mandado.

Deuteronomio 6.10 Gn 12.17 Mas Jehová hirió a Faraón y a su casa con grandes plagas,  por causa de Sarai mujer de Abram.

Deuteronomio 6.10 Gn. 26.3 Habita como forastero en esta tierra,  y estaré contigo,  y te bendeciré;  porque a ti y a tu descendencia daré todas estas tierras,  y confirmaré el juramento que hice a Abraham tu padre.

Deuteronomio 6.10 Gn. 28.13 Y he aquí,  Jehová estaba en lo alto de ella,  el cual dijo: Yo soy Jehová,  el Dios de Abraham tu padre,  y el Dios de Isaac;  la tierra en que estás acostado te la daré a ti y a tu descendencia.

Deuteronomio 6.13 Mt. 4.10; Lc. 4.8

Mt. 4.10 Entonces Jesús le dijo: Vete,  Satanás,  porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás,  y a él sólo servirás.

Lc. 4.8 Respondiendo Jesús,  le dijo: Vete de mí,  Satanás,  porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás,  y a él solo servirás.

Deuteronomio 6.16 Mt. 4.7; Lc. 4.12

Mt. 4.7 Jesús le dijo: Escrito está también: No tentarás al Señor tu Dios.

Lc. 4.12 Respondiendo Jesús,  le dijo: Dicho está: No tentarás al Señor tu Dios.

Deuteronomio 6.16 Ex. 17.1-7 1  Toda la congregación de los hijos de Israel partió del desierto de Sin por sus jornadas,  conforme al mandamiento de Jehová,  y acamparon en Refidim;  y no había agua para que el pueblo bebiese. 2  Y altercó el pueblo con Moisés,  y dijeron: Danos agua para que bebamos.  Y Moisés les dijo: ¿Por qué altercáis conmigo?  ¿Por qué tentáis a Jehová? 3  Así que el pueblo tuvo allí sed,  y murmuró contra Moisés,  y dijo: ¿Por qué nos hiciste subir de Egipto para matarnos de sed a nosotros,  a nuestros hijos y a nuestros ganados? 4  Entonces clamó Moisés a Jehová,  diciendo: ¿Qué haré con este pueblo?  De aquí a un poco me apedrearán. 5  Y Jehová dijo a Moisés: Pasa delante del pueblo,  y toma contigo de los ancianos de Israel;  y toma también en tu mano tu vara con que golpeaste el río,  y ve. 6  He aquí que yo estaré delante de ti allí sobre la peña en Horeb;  y golpearás la peña,  y saldrán de ella aguas,  y beberá el pueblo.  Y Moisés lo hizo así en presencia de los ancianos de Israel. 7  Y llamó el nombre de aquel lugar Masah y Meriba,  por la rencilla de los hijos de Israel,  y porque tentaron a Jehová,  diciendo: ¿Está,  pues,  Jehová entre nosotros,  o no?

El Texto Bíblico esta siendo transcrito por:

Martha Iñiguez Moreno
de La Biblia Devocional de Estudio
Reina Valera Revisión 1960
de La Liga bíblica

Los Textos Paralelos y las Referencias están tomados de:

La Santa Biblia
Reina-Valera (1960)
e-Sword
Versión 7.6.1
Copyright 200-2005
Rick Meyers
All Right reserved worldwide
E-Sword is given freely to all
To learn more visit:
www.e-sword.net/support.html
e-sword is a registered trademark of Rick

 

Ministerio 100% bíblico
Hacemos traducciones cristianas del Inglés - Español - Inglés
Consulta nuestro índice de libros que podemos traducir para tí.
Tenemos obras cristianas desde el siglo XV en formato electrónico.

"Pero en cuanto a ti, enseña lo que está de acuerdo con la sana doctrina. Porque vendrá tiempo cuando no soportarán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oídos, acumularán para sí maestros conforme a sus propios deseos; y apartarán sus oídos de la verdad, y se volverán a mitos." (2 Timoteo 2:1; 4:3-4)

Este sitio está siendo desarrollado por:
Martha Iñiguez Moreno
Por favor, haga llegar cualquier comentario sobre el mismo a:

lady59cat@yahoo.com.mx


Ladycat