Jeremías

Porque por gracia sois salvos

Búsqueda personalizada
Página principal
Página Principal
Regresar al listado de Jeremias
Regresar al listado de Jeremías
Locations of visitors to this page

Texto Bíblico
Referencias

La implacable ira de Dios contra Judá

Jeremías 15.1-14

1  Me dijo Jehová: Si Moisés y Samuel se pusieran delante de mí,  no estaría mi voluntad con este pueblo;  échalos de mi presencia,  y salgan.

2  Y si te preguntaren:   ¿A dónde saldremos?  les dirás:  Así ha dicho Jehová:  El que a muerte,  a muerte;  el que a espada,  a espada;  el que a hambre,  a hambre;  y el que a cautiverio,  a cautiverio.

3  Y enviaré sobre ellos cuatro géneros de castigo,  dice Jehová: espada para matar,  y perros para despedazar,  y aves del cielo y bestias de la tierra para devorar y destruir.

4  Y los entregaré para terror a todos los reinos de la tierra,  a causa de Manasés hijo de Ezequías,  rey de Judá,  por lo que hizo en Jerusalén. (2 R. 21.1-6; 2 Cro. 33.1-9)

5  Porque  ¿quién tendrá compasión de ti,  oh Jerusalén?   ¿Quién se entristecerá por tu causa,  o quién vendrá a preguntar por tu paz?

6  Tú me dejaste,  dice Jehová;  te volviste atrás;  por tanto,  yo extenderé sobre ti mi mano y te destruiré;  estoy cansado de arrepentirme.

7  Aunque los aventé con aventador hasta las puertas de la tierra,  y dejé sin hijos a mi pueblo y lo desbaraté,  no se volvieron de sus caminos.

8  Sus viudas se me multiplicaron más que la arena del mar;  traje contra ellos destruidor a mediodía sobre la madre y sobre los hijos;  hice que de repente cayesen terrores sobre la ciudad.

9  Languideció la que dio a luz siete;  se llenó de dolor su alma,  su sol se puso siendo aún de día;  fue avergonzada y llena de confusión;  y lo que de ella quede,  lo entregaré a la espada delante de sus enemigos,  dice Jehová.

10   ¡Ay de mí,  madre mía,  que me engendraste hombre de contienda y hombre de discordia para toda la tierra!  Nunca he dado ni tomado en préstamo,  y todos me maldicen.

11   ¡Sea así,  oh Jehová,  si no te he rogado por su bien,  si no he suplicado ante ti en favor del enemigo en tiempo de aflicción y en época de angustia!

12   ¿Puede alguno quebrar el hierro,  el hierro del norte y el bronce?

13  Tus riquezas y tus tesoros entregaré a la rapiña sin ningún precio,  por todos tus pecados,  y en todo tu territorio.

14  Y te haré servir a tus enemigos en tierra que no conoces;  porque fuego se ha encendido en mi furor,  y arderá sobre vosotros.

Jeremías 15.4 2 R. 21.1-6; 2 Cro. 33.1-9

2 R. 21.1-6 1  De doce años era Manasés cuando comenzó a reinar,  y reinó en Jerusalén cincuenta y cinco años;  el nombre de su madre fue Hepsiba. 2  E hizo lo malo ante los ojos de Jehová,  según las abominaciones de las naciones que Jehová había echado de delante de los hijos de Israel. 3  Porque volvió a edificar los lugares altos que Ezequías su padre había derribado,  y levantó altares a Baal,  e hizo una imagen de Asera,  como había hecho Acab rey de Israel;  y adoró a todo el ejército de los cielos,  y rindió culto a aquellas cosas. 4  Asimismo edificó altares en la casa de Jehová,  de la cual Jehová había dicho: Yo pondré mi nombre en Jerusalén. 5  Y edificó altares para todo el ejército de los cielos en los dos atrios de la casa de Jehová. 6  Y pasó a su hijo por fuego,  y se dio a observar los tiempos,  y fue agorero,  e instituyó encantadores y adivinos,  multiplicando así el hacer lo malo ante los ojos de Jehová,  para provocarlo a ira.

2 Cro. 33.1-9 1  De doce años era Manasés cuando comenzó a reinar,  y cincuenta y cinco años reinó en Jerusalén. 2  Pero hizo lo malo ante los ojos de Jehová,  conforme a las abominaciones de las naciones que Jehová había echado de delante de los hijos de Israel: 3  Porque él reedificó los lugares altos que Ezequías su padre había derribado,  y levantó altares a los baales,  e hizo imágenes de Asera,  y adoró a todo el ejército de los cielos,  y les rindió culto. 4  Edificó también altares en la casa de Jehová,  de la cual había dicho Jehová: En Jerusalén  estará mi nombre perpetuamente. 5  Edificó asimismo altares a todo el ejército de los cielos en los dos atrios de la casa de Jehová. 6  Y pasó sus hijos por fuego en el valle de los hijos de Hinom;  y observaba los tiempos,  miraba en agüeros,  era dado a adivinaciones,  y consultaba a adivinos y encantadores: se excedió en hacer lo malo ante los ojos de Jehová,  hasta encender su ira. 7  Además de esto puso una imagen fundida que hizo,  en la casa de Dios,  de la cual había dicho Dios a David y a Salomón su hijo:  En esta casa y en Jerusalén,  la cual yo elegí sobre todas las tribus de Israel,  pondré mi nombre para siempre: 8  Y nunca más quitaré el pie de Israel de la tierra que yo entregué a vuestros padres,  a condición de que guarden y hagan todas las cosas que yo les he mandado,  toda la ley,  los estatutos,  y los preceptos,  por medio de Moisés. 9  Manasés,  pues,  hizo extraviarse a Judá y a los moradores de Jerusalén,  para hacer más mal que las naciones que Jehová destruyó delante de los hijos de Israel.

Texto Bíblico

Referencias

Jehová reanima a Jeremías

Jeremías 15.15-21

15  Tú lo sabes,  oh Jehová;  acuérdate de mí,  y visítame,  y véngame de mis enemigos.  No me reproches en la prolongación de tu enojo;  sabes que por amor de ti sufro afrenta.

16  Fueron halladas tus palabras,  y yo las comí;  y tu palabra me fue por gozo y por alegría de mi corazón;  porque tu nombre se invocó sobre mí,  oh Jehová Dios de los ejércitos.

17  No me senté en compañía de burladores,  ni me engreí a causa de tu profecía;  me senté solo,  porque me llenaste de indignación.

18   ¿Por qué fue perpetuo mi dolor,  y mi herida desahuciada no admitió curación?   ¿Serás para mí como cosa ilusoria,  como aguas que no son estables?

19  Por tanto,  así dijo Jehová: Si te convirtieres,  yo te restauraré,  y delante de mí estarás;  y si entresacares lo precioso de lo vil,  serás como mi boca.  Conviértanse ellos a ti,  y tú no te conviertas a ellos.

20  Y te pondré en este pueblo por muro fortificado de bronce,  y pelearán contra ti,  pero no te vencerán;  porque yo estoy contigo para guardarte y para defenderte,  dice Jehová.

21  Y te libraré de la mano de los malos,  y te redimiré de la mano de los fuertes.

El Texto Bíblico esta siendo transcrito por:

Martha Iñiguez Moreno
de La Biblia Devocional de Estudio
Reina Valera Revisión 1960
de La Liga bíblica

Los Textos Paralelos y las Referencias están tomados de:

La Santa Biblia
Reina-Valera (1960)
e-Sword
Versión 7.6.1
Copyright 200-2005
Rick Meyers
All Right reserved worldwide
E-Sword is given freely to all
To learn more visit:
www.e-sword.net/support.html
e-sword is a registered trademark of Rick

 

Ministerio 100% bíblico
Hacemos traducciones cristianas del Inglés - Español - Inglés
Consulta nuestro índice de libros que podemos traducir para tí.
Tenemos obras cristianas desde el siglo XV en formato electrónico.

"Pero en cuanto a ti, enseña lo que está de acuerdo con la sana doctrina. Porque vendrá tiempo cuando no soportarán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oídos, acumularán para sí maestros conforme a sus propios deseos; y apartarán sus oídos de la verdad, y se volverán a mitos." (2 Timoteo 2:1; 4:3-4)

Este sitio está siendo desarrollado por:
Martha Iñiguez Moreno
Por favor, haga llegar cualquier comentario sobre el mismo a:

lady59cat@yahoo.com.mx


Ladycat