La Epístola del Apóstol San Pablo a los
Romanos

Porque por gracia sois salvos

Búsqueda personalizada
Página principal

Página Principal
Regresar al listado de la Epístola del Apóstol San Pablo a los Romanos
Regresar al listado de la Epístola del Apóstol San Pablo a los Romanos
Locations of visitors to this page

Texto Bíblico
Referencias

Analogía tomada del matrimonio

Romanos 7.1-6

1  ¿Acaso ignoráis,  hermanos  (pues hablo con los que conocen la ley),  que la ley se enseñorea del hombre entre tanto que éste vive?

2  Porque la mujer casada está sujeta por la ley al marido mientras éste vive;  pero si el marido muere,  ella queda libre de la ley del marido.

3  Así que,  si en vida del marido se uniere a otro varón,  será llamada adúltera;  pero si su marido muriere,  es libre de esa ley,  de tal manera que si se uniere a otro marido,  no será adúltera.

4  Así también vosotros,  hermanos míos,  habéis muerto a la ley mediante el cuerpo de Cristo,  para que seáis de otro,  del que resucitó de los muertos,  a fin de que llevemos fruto para Dios.

5  Porque mientras estábamos en la carne,  las pasiones pecaminosas que eran por la ley obraban en nuestros miembros llevando fruto para muerte.

6  Pero ahora estamos libres de la ley,  por haber muerto para aquella en que estábamos sujetos,  de modo que sirvamos bajo el régimen nuevo del Espíritu y no bajo el régimen viejo de la letra.

 
Texto Bíblico
Referencias

El pecado que mora en mi

Romanos 7.7-25

7  ¿Qué diremos,  pues?  ¿La ley es pecado?  En ninguna manera.  Pero yo no conocí el pecado sino por la ley;  porque tampoco conociera la codicia,  si la ley no dijera: No codiciarás. (Ex. 20.17; Dt. 5.21)

8  Mas el pecado,  tomando ocasión por el mandamiento,  produjo en mí toda codicia;  porque sin la ley el pecado está muerto.

9  Y yo sin la ley vivía en un tiempo;  pero venido el mandamiento,  el pecado revivió y yo morí.

10  Y hallé que el mismo mandamiento que era para vida,  a mí me resultó para muerte;

11  porque el pecado,  tomando ocasión por el mandamiento,  me engañó,  y por él me mató.

12  De manera que la ley a la verdad es santa,  y el mandamiento santo,  justo y bueno.

13  ¿Luego lo que es bueno,  vino a ser muerte para mí?  En ninguna manera;  sino que el pecado,  para mostrarse pecado,  produjo en mí la muerte por medio de lo que es bueno,  a fin de que por el mandamiento el pecado llegase a ser sobremanera pecaminoso.

14  Porque sabemos que la ley es espiritual;  más yo soy carnal,  vendido al pecado.

15  Porque lo que hago,  no lo entiendo;  pues no hago lo que quiero,  sino lo que aborrezco,  eso hago. (Ga. 5.17)

16  Y si lo que no quiero,  esto hago,  apruebo que la ley es buena.

17  De manera que ya no soy yo quien hace aquello,  sino el pecado que mora en mí.

18  Y yo sé que en mí,  esto es,  en mi carne,  no mora el bien;  porque el querer el bien está en mí,  pero no el hacerlo.

19  Porque no hago el bien que quiero,  sino el mal que no quiero,  eso hago.

20  Y si hago lo que no quiero,  ya no lo hago yo,  sino el pecado que mora en mí.

21  Así que,  queriendo yo hacer el bien,  hallo esta ley: que el mal está en mí.

22  Porque según el hombre interior,  me deleito en la ley de Dios;

23  pero veo otra ley en mis miembros,  que se rebela contra la ley de mi mente,  y que me lleva cautivo a la ley del pecado que está en mis miembros.

24  ¡Miserable de mí!  ¿Quién me librará de este cuerpo de muerte?

25  Gracias doy a Dios,  por Jesucristo Señor nuestro.  Así que,  yo mismo con la mente sirvo a la ley de Dios,  mas con la carne a la ley del pecado.

Romanos 7.7 Ex. 20.17; Dt. 5.21

Ex. 20.17 No codiciarás la casa de tu prójimo,  no codiciarás la mujer de tu prójimo,  ni su siervo,  ni su criada,  ni su buey,  ni su asno,  ni cosa alguna de tu prójimo.

Dt. 5.21 No codiciarás la mujer de tu prójimo,  ni desearás la casa de tu prójimo,  ni su tierra,  ni su siervo,  ni su sierva,  ni su buey,  ni su asno,  ni cosa alguna de tu prójimo

Romanos 7.15 Ga. 5.17 Porque el deseo de la carne es contra el Espíritu,  y el del Espíritu es contra la carne;  y éstos se oponen entre sí,  para que no hagáis lo que quisiereis

El Texto Bíblico esta siendo transcrito por:

Martha Iñiguez Moreno
de La Biblia Devocional de Estudio
Reina Valera Revisión 1960
de La Liga bíblica

Los Textos Paralelos y las Referencias están tomados de:

La Santa Biblia
Reina-Valera (1960)
e-Sword
Versión 7.6.1
Copyright 200-2005
Rick Meyers
All Right reserved worldwide
E-Sword is given freely to all
To learn more visit:
www.e-sword.net/support.html
e-sword is a registered trademark of Rick

Los comentarios son tomados del libro:

Los Evangelios Explicados
Volumen Segundo, Marcos
J.C. C Ryle
Libros CLIE
Galvani, 115, Terrassa (Barcelona)

 

Ministerio 100% bíblico
Hacemos traducciones cristianas del Inglés - Español - Inglés
Consulta nuestro índice de libros que podemos traducir para tí.
Tenemos obras cristianas desde el siglo XV en formato electrónico.

"Pero en cuanto a ti, enseña lo que está de acuerdo con la sana doctrina. Porque vendrá tiempo cuando no soportarán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oídos, acumularán para sí maestros conforme a sus propios deseos; y apartarán sus oídos de la verdad, y se volverán a mitos." (2 Timoteo 2:1; 4:3-4)

Este sitio está siendo desarrollado por:
Martha Iñiguez Moreno
Por favor, haga llegar cualquier comentario sobre el mismo a:

lady59cat@yahoo.com.mx


Ladycat